Cumaná, Sucre. Febrero 2022.- Esperar a la madrugada para surtir un poco de agua, caminar varios kilómetros para obtener el vital líquido o almacenarlo por prevención, es parte de la realidad de varias comunidades de Cumaná en lo que va de 2022.

 

“Estamos sobreviviendo porque cargamos botellones y tobos en los hombros constantemente”, expresó Nicanor Blondell, veedor del Observatorio La Gente Propone (LGP), sobre la falta del recurso hídrico que afecta actualmente a Los Frailes, Pantanillo, Cardonal y Virgen del Valle, parroquia Santa Inés de la capital sucrense.

El ciudadano señala que el tanque de almacenamiento que surte a estos sectores, no se llena correctamente debido a la baja presión de agua en la zona, lo que se debe en gran parte debido a las innumerables tomas ilegales que presenta la tubería principal, situación que han elevado a los entes gubernamentales y que no se ha resuelto completamente.

Por su parte, el tres de febrero, los habitantes de las comunidades José María Vargas y Los Rosales de la parroquia Altagracia, protestaron en vía pública porque desde hace tres meses su calidad de vida estaba siendo afectada ya que apenas salen gotas en los grifos durante el día.

Otra situación que veedores de distintos sectores de la entidad oriental han reportado al equipo local LGP, es que el suministro de agua es suspendido o baja su presión sin previo aviso, lo que deja a las familias sin posibilidades de tomar previsiones, lo que afecta la realización de las actividades diarias.

Desde La Gente Propone, proyecto del Grupo Social Cesap, acompañamos a las comunidades en los reportes comunitarios para visibilizar la situación de los servicios públicos, en este caso, en aras de obtener respuestas oportunas que permitan garantizar a los cumaneses el derecho de percibir el agua de forma regular y continua.

facebook
twitter