En este Plan Vacacional, 160 niños de zonas vulnerables de Barquisimeto, disfrutarán de una semana donde la diversión es la excusa perfecta para sembrar valores, estrechar lazos de amistad, solidaridad y conservación ambiental.

“El viernes todos lloramos cuando nos despedíamos de los niños. Fueron 80 chicos de los sectores más vulnerables de Barquisimeto, muchos de ellos nunca habían participado en un plan vacacional”, comentó María Nieves Paredes, coordinadora del Centro Nuevo Pueblo CESAP, ubicado en el sector El Manzano, estado Lara.

Cesapianito 2019 es el primer Plan Vacacional organizado por el Centro Nuevo Pueblo, con el apoyo financiero del Grupo Social CESAP, donde cada semana se dan cita grupos de 80 niños, hijos de los trabajadores de la institución y de sectores populares de El Manzano, Manzano Abajo, Trujillanos, Cumbres, Enelbar, El Roble, Villa Esperanza, Lomas, Los Corales, Las Casitas, Trinitarias Dos, Los sauces, Clemente Brito y La Laguna.

Con sus grandes ojos aguarapados, María Nieves parecía evocar su participación en un safari muy particular; uno donde no se cazan animales, sino que, entre juegos, competencias, manualidades, bailes y repostería, salieron al rescate de valores perdidos y en peligro de extinción.

“Este año nos dispusimos a salir de safari. Salimos es un decir, porque estuvimos en las instalaciones del Centro de Formación, donde hay suficiente espacio para dejar volar la imaginación. En este primer encuentro,  quisimos salir de caza, de cacería de valores. Por ejemplo, cada patrulla tenía el nombre de un animal  y ese animal tenía un valor específico: La Cebra es respeto, el Oso, amor; el León, amistad y el Elefante, solidaridad. Nuestra finalidad era cultivar una conciencia ecologista en cada niño para preservar la vida animal y al mismo tiempo resaltar los valores que se han perdido”.

María agrega que seleccionaron estos animales porque son los que utilizan en los circos y son entrenados con tratos crueles y castigos severos.

“Les hicimos ver a los niños que no son animales de diversión,  les explicamos cómo son sus cuidados, lo que comen, cómo viven en su ambiente natural y la vida triste que llevan en cautiverio.  Una forma de ir creando conciencia.”

Un Plan Vacacional fuera de serie

Durante una semana consecutiva, los participantes cuyas edades oscilan entre 5 y 13 años vivieron experiencias recreativas, deportivas, educativas  y culinarias, donde la diversión y el entretenimiento se convirtieron en la herramienta principal para el disfrute de cada una de las actividades.

Un aspecto resaltante de Cesapianito 2019 es que hubo una confabulación de amor para poder hacerlo realidad.

“Ese es el ingrediente fundamental y principalísimo de este año: el amor. Los recreadores son amigas de una fundación a la que pertenezco, Doctor Yaso Barquisimeto. Pero mi hija, mi yerno mis sobrina y yo, nunca antes fuimos recreadores, pero recibimos, semanas antes, una formación espléndida de la Hermana Gladys, de la congregación de las Hermanas de Vorselaar. Ellas nos formaron como recreadores. Los graduados de Decidí Emprender nos realizaron las meriendas que disfrutaron los niños, como colaboración”,

En este ambiente de diversión, los padres también participaron. “El último día tuvimos una actividad de cierre con los padres dónde jugaron y compartieron también”.

Con este Plan Vacacional Cesapianito 2019, se conserva vivo el legado que dejó el padre Armando Janssens, Cofundador del Centro al Servicio de la Acción Popular, CESAP, de sembrar y rescatar los valores en nuestros niños, apostando por el futuro de Venezuela. Las personas e instituciones interesadas en conocer más de las actividades que se realizan en el Centro de Formación Nuevo Pueblo CESAP, pueden dirigirse a la siguiente dirección: Calle 4, Sector Las Trinitarias, El Manzano, Barquisimeto o a los teléfonos 04120591164 y 02514484556.

facebook
twitter