En un foro organizado por Crónica.Uno, expertos, dirigentes comunitarios y vecinos de los barrios de Caracas señalaron que es posible cambiar la ciudad con políticas públicas responsables que no excluyan a nadie.

Caracas. Expertos, autoridades, dirigentes comunitarios y vecinos de los sectores populares están lejos de resignarse a aceptar que Caracas es una ciudad irrecuperable. Por ello se reunieron este martes en el foro “En Caracas cabemos todos”, organizado por Crónica.Uno, en el que plantearon las problemáticas de la ciudad, pero también presentaron aportes y planes a futuro para que la capital sea más segura, funcionen los servicios básicos y las personas tengan una mejor calidad de vida. “Necesitamos quitarnos los colores políticos para que la ciudad funcione”, indicó Zulma Bolívar, presidenta del Instituto Metropolitano de Urbanismo.

En el acto participaron integrantes de movimientos como Caracas Mi Convive, ProCatia, Caricuao Propone y expertos como el arquitecto y excomandante de los bomberos metropolitanos, Jorge Molina; el periodista especializado en redes sociales, Luis Carlos Díaz, y autoridades como el concejal Jesús Armas, además de los vecinos y líderes vecinales de distintas parroquias caraqueñas. “El nudo en Caracas es desplazar el conflicto por una manera incluyente de hacer las cosas, llevada por la solidaridad”, aseveró Roberto Patiño, integrante de Caracas Mi Convive.

La Caracas de hoy

Molina, quien asesora a la alcaldía metropolitana en temas ambientales, hizo una presentación sobre la “Caracas Vulnerable”. En su ponencia mostró su preocupación por la permanencia de la situación de riesgo en las comunidades populares. Luego de mostrar fotografías de los peligros de deslizamientos de tierras en sectores como la carretera vieja Caracas-La Guaira, Antímano, La Pastora, Petare, 23 de Enero y La Vega lamentó que el Estado no ponga coto a las construcciones riesgosas de viviendas. “Es una situación crónica, evolutiva y en pleno crecimiento”.

002-forocaracas-_mg_3847-1024x683

El excomandante de los bomberos metropolitanos Jorge Molina lamentó que no se tomen previsiones en zonas de alto riesgo. Foto: Crónica Uno / Miguel González
El excomandante de los bomberos indicó que en Caracas el peligro se agudiza ante fenómenos naturales por la concentración de las viviendas en los sectores populares y lamentó que las autoridades centrales no hayan tomado correctivos ante situaciones como la tragedia de Vargas o el terremoto de 1967: “Se nos olvidan los eventos destructivos y cometemos los mismos errores y si una persona fallece por un deslizamiento eso es culpa del estado venezolano”.

Los integrantes de los movimientos sociales destacaron la importancia de generar un vínculo con la comunidad para impulsar iniciativas y soluciones. José Quintero, integrante de Procatia —movimiento con más de 40 años de funcionamiento—, explicó la lucha que ha llevado esa asociación para hacer de Catia un municipio.

Patiño, de Caracas Mi Convive, relató la experiencia de esta organización que ya tiene tres años funcionando y ha desarrollado vínculos en 28 comunidades. Aseveró que buscan comunicar lo que sucede en los barrios de Caracas acentuando la posibilidad de solucionar los problemas de las comunidades: “La violencia se concentra en pocos lugares y en pocas personas. Hoy todo el mundo se quiere ir de Caracas. Nosotros aspiramos a que todo el mundo se quiera venir”.

013-forocaracas-_mg_4018
Patiño dijo que se debe desplazar la “cultura de la violencia por la de la solidaridad”. Foto: Crónica Uno / Miguel González

Agregó que la organización identificó una serie de “puntos calientes” en los que se incrementan las tasas de inseguridad y que en esos espacios ofrecen talleres sociales y culturales y también asesoran a las comunidades para que hagan exigencias ante los organismos competentes. “Nosotros hablamos de lo que llamamos la visión 10-10-10: que en 10 años salgamos de las 10 ciudades más violentas del mundo y entremos en las 10 más visitadas”.

Carlos Carrasco, integrante de Cariacuao Propone —organización promovida por el grupo social Cesap—, expuso que desde febrero de este año ese movimiento comenzó a identificar las problemáticas de la parroquia a través de encuestas a los vecinos. De estos sondeos de opinión surgieron tres grandes problemáticas: el alumbrado público, la seguridad y el tema ambiental. “Uno de los principales problemas es que la gente desconoce las competencias de los entes e instituciones en sus comunidades”, indicó. Asimismo, añadió que están empezando a hacer mesas de diálogo con vecinos y autoridades para tratar de brindar solución a los problemas: “La apuesta es a fortalecer a la sociedad civil y hay que hacerlo desde lo local”.

La Caracas del futuro

Bolívar, urbanista de profesión, destacó la importancia de planificar la ciudad del futuro y de conocer las leyes que regulan el funcionamiento de la misma, así como cuáles son los entes responsables de los distintos servicios que debe ofrecer la urbe: “Este país es un desastre porque no planificamos ni para mañana”.

Sobre este particular señaló su nivel de complejidad al indicar que la llamada “gran región metropolitana” está conformada por 17 alcaldías y que las leyes contemplan que más de 100 funcionarios de distintos poderes deben acordar políticas para la ciudad: “Además por encima se puso un Gobierno paralelo con el Distrito Capital”. A esto se agrega que a la Alcaldía Metropolitana, que debería coordinar las políticas, se le quitaron ocho de las once competencias que tenía antes de que fuera ganada por el opositor Antonio Ledezma.

005-forocaracas-_mg_3910-1024x683
La urbanista Zulma Bolívar consideró necesaria la planificación para mejorar la ciudad. Foto: Crónica Uno / Miguel González

Presentó a las personas el “Plan estratégico Caracas Metropolitana 2020”, que tiene como meta que la ciudad sea sostenible, que haya oportunidades de empleo, humanizar los espacios de la ciudad y acercar el Gobierno a la gente. “Las decisiones las tienen que tomar los técnicos y hay personas en estos puestos que no están formadas para eso”, señaló.

El concejal Armas presentó su plan “Caracas Cambia”, que contempla el fortalecimiento de la policía para reducir la inseguridad y acciones para mejorar los servicios de agua, transporte, aseo y accesibilidad para personas con alguna discapacidad: “La alcaldía de Libertador aprobó 700 mil dólares para las fiestas del aniversario de Caracas. Eso lo pudimos invertir en una sala de monitoreo para la inseguridad con más de 400 cámaras por todas Caracas. Nos damos cuenta de la mala inversión de los recursos”.

Consideró esencial recabar data sobre la problemáticas de la capital y habló sobre una aplicación creada para los teléfonos móviles que permite denunciar cualquier situación del municipio. “Hay que cambiar la cultura de la violencia por la de la innovación”, señaló.

El experto en redes Luis Carlos Díaz advirtió sobre el posible colapso, en los próximos meses, de las empresas de comunicaciones, lo que podría reducir en más de un millón el número de usuarios. Recomendó a las personas usar estrategias como desactivar las notificaciones de algunas aplicaciones para ahorrar el consumo de megas: “Desde hace 20 meses el Gobierno no aprueba un solo dólar a las empresas de comunicación. Están trabajando a pérdida”.

Hacia el final del foro los asistentes dieron sus opiniones sobre los temas planteados. Las ideas de los vecinos de las comunidades parecieron quedar plasmadas en la opinión de Santiago, un niño de unos ocho años de edad que levantó su mano para intervenir al final del evento. “Los políticos y los chavistas siempre andan peleando y lo que hay que hacer es unirnos todos para mejorar la comunidad”, reflexionó para sorpresa de los asistentes.

022-forocaracas-_mg_4152

Publicado en:  Crónica.Uno

facebook
twitter