El Grupo Social CESAP apegado a sus valores y compromiso de apoyar las iniciativas de las comunidades, redactó un documento que contiene 10 reflexiones sobre el derecho a la asociación para una participación ciudadana plural y efectiva. El objetivo de esta guía es concienciar a la ciudadanía de la importancia de la libertad, del error que significa permitir la censura o autocensura, que la información de interés público hay que compartirla y difundirla y que es fundamental participar en la planificación y control social de las políticas locales.

A continuación las reflexiones.

1.- Asociarnos por voluntad propia, para tener más fuerza en nuestras exigencias como comunidad; porque solos o separados nos cuesta más, perdemos el norte y debilitamos nuestros esfuerzos.

2.- Ser organizaciones autónomas para responder cabalmente a lo que siente, piensa y decide libremente la comunidad; porque la tutela nos hace presos de intereses y decisiones de otros.

3.- Velar por la integridad de los fines sociales de las organizaciones; porque consentir que se desvíen o desnaturalicen por motivos ajenos, quebranta los compromisos y conduce a inestabilidad e incertidumbre.

4.- Expresar ideas y opiniones, afines o críticas, con plena libertad; porque permitir la censura o autocensura contribuye a perpetuar los errores y a que se puedan imponer decisiones que no correspondan a las democráticamente tomadas por la mayoría.

5.- Exigir pleno acceso a la información de interés público, para compartirla y difundirla libremente, porque esconderla, limitarla o negarla, nos hace ciegos a los problemas e indiferentes a las soluciones.

6.- Demandar a las instituciones el deber de facilitar y apoyar la labor de las organizaciones, y proteger los derechos de asociación y de participación, porque imponer limitaciones, obstáculos y requisitos vagos o irrazonables, puede producir abusos y discriminaciones.

7.- Disponer de múltiples canales para hacer peticiones al Estado, que deben ser escuchadas y respondidas oportunamente; porque cerrarse a ellas o desestimarlas, aísla a las instituciones de la realidad y limita su posibilidad de resolver las problemáticas planteadas.

8.- Hacer valer los mecanismos dispuestos por ley para participar en la deliberación, planificación y control ciudadano de las políticas públicas a nivel local; porque es la garantía de acceso a decisiones que mejoren la calidad de vida de las comunidades.

9.- Promover una participación que aborde integralmente los proyectos y planes comunitarios desarrollados por el Estado, con exigibilidad de derechos; porque así se favorece que los beneficios cubran estos derechos a todos, sin distingo, conforme a las garantías establecidas.

10.- Compartir con todas las expresiones organizativas de la comunidad, sin exclusiones para pensar distinto ni convalidar conductas de intolerancia o de hostilidad, porque ello destruye la convivencia y el ambiente democrático necesario para el respeto y ejercicio de derechos.

Leer también: https://bit.ly/2H0lN7l

facebook
twitter