Más de 50 mil personas de 21 estados del país recibieron acompañamiento directo en el año 2018, a través de los programas que ejecuta el Grupo Social CESAP. La situación de emergencia social nos obliga, hoy más que nunca, a mantener nuestro compromiso ético, social y cristiano hacia y con las comunidades populares.

Junio fue el mes elegido para exponer los resultados de la gestión anual del Grupo Social CESAP. Diana Vegas, presidenta de la organización, fue la encargada de dar la bienvenida a los demás miembros de la Junta Directiva del Grupo, representantes de instituciones aliadas, empleados e invitados especiales, así como de presentar el informe anual correspondiente al ejercicio fiscal 2018. En el encuentro destacó la importancia del trabajo realizado a pesar de las complicaciones y limitaciones producto de la situación país.

“Es indudable que 2018 fue un año muy complejo, con serias limitaciones para operar y muy difícil para aquellos que nos dedicamos a la labor social y comunitaria. Hemos enfrentado y padecido la situación de hiperinflación, la reconversión monetaria, los aumentos constantes de sueldo mínimo, los altos costos de bienes y servicios, la escasez y desabastecimiento (alimentos, combustible y gas), las interrupciones del servicio eléctrico, las interrupciones del servicio de internet, el racionamiento de agua, el déficit de transporte público, la falta de dinero en efectivo, la inseguridad en las actividades de campo, los hurtos en nuestras oficinas, la migración y fuga de talentos, el cambio de autoridades locales, el hostigamiento, la persecución y el régimen de dictadura en el que vivimos. Pero más doloroso aun fue el fallecimiento de Armando, nuestro fundador el Padre Armando Janssens, nuestro inolvidable inspirador. Sin embargo, podemos decir que el balance fue positivo. Pese a las circunstancias antes mencionadas, no hemos interrumpido nuestra actuación, seguimos fieles a nuestro origen organizativo, aferrados a nuestros valores fundamentales para poder diseñar respuestas pertinentes y oportunas en beneficio de los más necesitados, como lo ha hecho siempre el Centro al Servicio de la Acción Popular (CESAP) en sus 45 años de vida organizativa,” explicó Diana Vegas.

El Grupo Social CESAP durante el año 2018, y en alianza con las organizaciones asociadas realizó 176 iniciativas, con la participación de 53.622 destinatarios directos y en 21 estados del país. Estas actividades fueron ejecutadas por 18 equipos de trabajo conformados por 208 personas, en 7 programas corporativos, como fueron La Gente Propone, Prevenimos desastres planificando Seguro, Auge, Emprered, Sensibilización y formación sobre el Zika, Medios de Vida para Población con Necesidad de Protección Internacional y Decidí Emprender.

“Hemos trabajado en las áreas de formación y educación popular, desarrollo comunitario y calidad de vida, economía social y desarrollo microempresarial, incidencia pública y ciudadana, reducción y gestión de riesgos de desastres, acompañamiento psicosocial y humanitario e investigación social. Con nuestro trabajo conjunto estamos contribuyendo con 10 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible: Fin de la Pobreza (1), Hambre cero (2), Salud y bienestar (3), Educación de calidad (4), Igualdad de género (5), Trabajo decente y crecimiento económico (8), Reducción de desigualdades (10), Ciudades y Comunidades sostenibles (11), Paz, justicia e instituciones sólidas (16), y Alianzas para lograr los objetivos (17).

En 2019 el Grupo Social CESAP sigue con pie firme surfeando las adversidades y aprovechando las oportunidades que permitan continuar su legado, aseguró la presidenta de la organización.  Reiteró el compromiso de continuar trabajando por los más vulnerables, de la mano con las 18 organizaciones aliadas, a saber: Acción Campesina, Banauge, Casa del Nuevo Pueblo, Centro Campesino El Convite, Centro Comunal Don Bosco, Centro de Animación Juvenil, Centro de Desarrollo Integral Sucre (Cedisuc), Centro de Formación Los Pinos, Centro de Formación Popular Nuevo Pueblo, Centro de Formación Pozo de Rosas, Centro de Investigación Social (Cisor), Centro al Servicio de la Acción Popular (Cesap), Concentroccidente, Fundación para la Educación Popular (Fundep), El Paragüero, Nuevo Amanecer, Portachuelo y Uniandes.

“Valoramos, reconocemos y agradecemos el compromiso de las asociadas que conforman el Grupo Social CESAP, convencidas en nuestra apuesta de construcción y fortalecimiento del tejido social y económico popular venezolano, en temas fundamentales como la educación popular, el desarrollo comunitario, la economía social, la incidencia ciudadana y el acompañamiento humanitario a los más vulnerables. La situación de emergencia social nos obliga, hoy más que nunca, a mantener nuestro compromiso ético, social y cristiano hacia y con las comunidades populares. Debemos ser útiles en estos momentos de profunda crisis social, política y económica. Debemos honrar la memoria y legado de nuestro fundador el padre Armando Janssens”, puntualizó Diana Vegas.

facebook
twitter